Delfín, La Tigresa y Wendy Sulca en Youfest.

Delfín, La Tigresa y Wendy Sulca en Youfest.

Les diré que vengo de un mundo raro

En la vigésima tercera edición del Diccionario de la Real Academia Española figurará por primera vez la palabra “friki”.
friki. (Del ingl. freaky).
1. adj. coloq. Extravagante, raro o excéntrico.
2. com. coloq. Persona pintoresca y extravagante.

Desahucios por Olmo Calvo

Desahucios por Olmo Calvo

No sé si hay -y si la hay no la he visto- una mejor forma de resumir, de transmitir la desesperación de los desahucios que esta foto de Olmo Calvo.

Fíjense bien en las manos de la mujer a la que le están diciendo que su familia ya no tendrá techo. No necesitamos verle el rostro: todo nos lo dicen sus manos. Hay todo el desgarro del mundo en esa cara tapada.

En el suelo, el perro blanco que seguramente tenía un sitio favorito -la esquina donde estaba su plato, la terracita en verano- en esa casa que en breve tampoco le pertenecerá.

¿Dónde estará ahora? ¿Qué hacen las familias desahuciadas con esos perritos y gatitos a los que sus hijos adoran, pero que ya no pueden mantener a su lado? ¿Dónde van esos animales también desahuciados?

Cosas ridículas -¿lo son?- que me pregunto mientras pienso en esa mujer que se cubre la cara con las manos.

Y me cubro yo también la mía.

(Olmo ganó el premio Luis Valtuena de fotografía humanitaria por estas fotos).

El hombre que resucitó para morir

José Luis Cerda Meléndez, la Gata, le cuenta a una periodista que a los 10 años se empezó a drogar. De fondo, una de las colonias bravas de Monterrey: por ahí vagabundeaba, solo, malquerido. Con los niños del catecismo probó el primer cigarrillo de marihuana y tras él diecinueve años de meterse de todo. Robaba comida para los hermanos y dinero para el chute.

Yo, reciclador

-Mucha gente tiene la mala costumbre de botar las cosas –Eddy Bazán supervisa la carga de cientos de objetos de metal en la plataforma de un camión y filosofa- y esa gente está cometiendo dos errores: no recicla y afecta al medio ambiente y, además, pierde plata. Por ejemplo (señala la chatarra), esto vale cuatrocientos dólares la tonelada, ¿ya no lo ves como basura, verdad?  

‘Estás flaco y viejo, Oliveira’

“Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de tu mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige (…) y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja”.