El hombre que resucitó para morir

El hombre que resucitó para morir

José Luis Cerda Meléndez, la Gata, le cuenta a una periodista que a los 10 años se empezó a drogar. De fondo, una de las colonias bravas de Monterrey: por ahí vagabundeaba, solo, malquerido. Con los niños del catecismo probó el primer cigarrillo de marihuana y tras él diecinueve años de meterse de todo. Robaba comida para los hermanos y dinero para el chute.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s