Mercado de MostensesEl Mercado de Babel

Una cosa es contarlo y otra es verlo. Olerlo. Escucharlo. El Mercado de los Mostenses de Madrid es –literalmente- eso que algunos llaman melting pot, la olla de la mezcla.
Y justamente de ollas va la cosa porque aquí, en estos alucinantes dos mil metros cuadrados, se encuentran los ingredientes para prepararlo todo: desde cebiche (sí, hay corvina, sí, hay concha prieta) hasta cous cous, borsh, asado, pollo massala o esos deliciosos e impronunciables platos chinos que uno, como niño, tiene que señalar con el dedo.
Paisajes de Las mil y una noches, el trópico más profundo, las pagodas, los zocos, un póster del Barcelona Sporting Club, un par de pandas dibujados, el Cristo de los Milagros, un gatito dorado con la pata levantada, un letrero de Hoy no fío mañana sí, incienso, las montañas de Cochabamba, un narguile, luces navideñas en abril… La decoración de los 99 puestos del céntrico mercado es una metáfora de la ciudad. La olla de la mezcla: el 17% de los seis millones de madrileños nació fuera de España.

Anuncios

Desahucios por Olmo Calvo

Desahucios por Olmo Calvo

No sé si hay -y si la hay no la he visto- una mejor forma de resumir, de transmitir la desesperación de los desahucios que esta foto de Olmo Calvo.

Fíjense bien en las manos de la mujer a la que le están diciendo que su familia ya no tendrá techo. No necesitamos verle el rostro: todo nos lo dicen sus manos. Hay todo el desgarro del mundo en esa cara tapada.

En el suelo, el perro blanco que seguramente tenía un sitio favorito -la esquina donde estaba su plato, la terracita en verano- en esa casa que en breve tampoco le pertenecerá.

¿Dónde estará ahora? ¿Qué hacen las familias desahuciadas con esos perritos y gatitos a los que sus hijos adoran, pero que ya no pueden mantener a su lado? ¿Dónde van esos animales también desahuciados?

Cosas ridículas -¿lo son?- que me pregunto mientras pienso en esa mujer que se cubre la cara con las manos.

Y me cubro yo también la mía.

(Olmo ganó el premio Luis Valtuena de fotografía humanitaria por estas fotos).

El Mercado de Babel

Crónica ganadora del premio de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) a Mejor Crónica sobre Migración en 2011.

Una cosa es contarlo y otra es verlo. Olerlo. Escucharlo. El Mercado de los Mostenses de Madrid es –literalmente- eso que algunos llaman Melting pot, la olla de la mezcla. Y justamente de ollas va la cosa porque aquí, en estos alucinantes dos mil metros cuadrados, se encuentran los ingredientes para prepararlo todo.